2016: Abordando el bordado

En abril 2016 asistí con mi amiga Inge a un curso intensivo de bordado en el taller de Yolanda Andrés, brodeuse extraordinaire. Nos divertimos mucho y fue un placer disfrutar de la pasión de Yolanda por este arte.

emb1Ayer decidí que no me apetecía tejer y me puse a practicar un poco los puntos que aprendimos. Pues nada, me parece que voy a desarrollar otra afición textil.
Tal vez 2017 sea el año en que por fin agarre la maquina de coser por los cuernos…

¡Doy gracias a la vida por tantas cosas chulas que quedan por aprender!

Advertisements

Proyecto Terminado: Chal y un pequeño homenaje

chalisa
Chal Modelo: Isabel

El último proyecto terminado, el chal en punto simple con vueltas truncadas.
Encuentra el patrón en Ravelry.

En mi actual encarnación como dependienta en una tienda de moda, he tenido la suerte de conocer a muchas mujeres fuertes, honestas y hermosas. A pesar de mi torpeza como novata, me han acogido como una compañera más. Va por todas ellas un pequeño homenaje.

Donde está el corazón…

“Home is where the heart is”

Home is where the stash is.
Home is where the stash is.

Esta frase, “el hogar está donde está el corazón”, me vino a la mente al observar mi alijo de lanas en esta caja.

Alijo de lanas – en inglés “stash”: restos de lanas que guardo con mimo. Seguro que algún psicólogo puede encontrar un término más técnico.
Sea como sea, a mí me gusta saber que siempre puedo volver a mi caja de lanas. Me gusta saber que a nadie, por el momento, le interesa recortar en lanas de colores, y que por mucho que el mundo parezca un nudo irresoluble, siempre puedo ordenar mis hilos y tejer algo hermoso.

La Maleta de Verano

A la vuelta de vacaciones, sé que ya estamos de nuevo instalados en casa cuando vacío la maleta. Dependiendo del lugar que hemos visitado, la maleta vuelve cargada tal vez de arena, piedras y conchas de la playa, algún licor exótico, seguro que una camiseta o un sombrero nuevos y mucha ropa sucia. YarnSuitcase Este es el contenido de la maleta de este año. Estela nos dió una clase magistral de tintes naturales. Teñimos lanas de azul índigo. El proceso de teñido es mágico. Metimos el material a teñir en un baño oscuro que bien podría ser el caldero de las brujas de Macbeth. Con el índigo, al sacar la lana, ésta era de un color amarillo casi fluorescente pero al contacto con el aire y ante nuestros ojos se transformó en un azul profundo.

Así, la despensa de lanas para este otoño/invierno está bien provista. Ahora a tejer!

¿Crêpe de los viernes?

 

La tía de un amigo mío encontró un método ingenioso para aprovechar los restos de comida y garantizar el aporte nutricional de su familia. Nació un mito, “la Crêpe de los viernes”. Consistía de una tortita rellena de todo lo que había en la nevera; Muestra Colorsegún contaban esto implicaba mezclar carne, pescado, verduras… Me imagino que el resultado no era siempre un plato gourmet pero desde luego ¡tendría fundamento!

Esa anécdota se quedó en mis registros y ahora, cuando veo que el montón de restos de lanas comienza a ser importante, los uso para hacer pruebas de color y de texturas. Con el tiempo tengo suficientes muestras para hacer una manta que será “la Manta de los viernes”. No quedará siempre bonita pero desde luego ofrecerá el aporte de calorías y cariño necesario para alimentar a los míos.