Receta para una chaqueta de Elsa Barsaloux, Priscilla Knitting Book (1917)

barsalouxorig

Traducción del patrón original del inglés.

CHAQUETA PARA LLEVAR BAJO EL ABRIGO
Priscilla Knitting Book por Elsa Barsaloux
Publicado en 1917 por The Priscilla Publishing Company
NOTA: El original no especifica la tensión.

TALLAS: 38 (40,42)
ESPALDA.– Montar 75 (80, 80) puntos. Trabajar en punto elástico de 2d, 2r hasta 5 cm, trabajar del derecho todas las vueltas hasta que la espalda mida 40 (42, 42) cm desde el principio.

Colocar 27 (27, 27) puntos en una aguja auxiliar, cerrar 21 (24, 24) puntos, y en los 27 puntos restantes trabajar la parte frontal. Repetir invirtiendo la forma en los 27 puntos de la aguja auxiliar.

Trabajar todas las vueltas del derecho, aumentar 1 punto en el lado del cuello cada 2 vueltas hasta tener 47 puntos. Trabajar del derecho todas las vueltas, aumentando 1 punto a cada lado hasta tener 72 (78, 78) puntos. A partir de aquí, montar 10 (10, 15) puntos adicionales bajo el brazo, 82(88, 93) puntos. Trabajar del derecho todas las vueltas, aumentando 1 punto en el lado frontal cada 2 vueltas hasta que el lado bajo el brazo mida lo mismo que la espalda, incluyendo 5 cm de punto elástico de 2d, 2r. Cerrar los puntos y unir los costados.

MANGAS – Montar 38 puntos, trabajar todos los puntos del derecho aumentando 2 puntos a cada lado de la aguja hasta los 82. Trabajar del derecho todas las vueltas 5 cm más. Trabajar del derecho todas las vueltas, reduciendo 1 punto a cada lado cada 10 vueltas hasta tener 60 puntos en la aguja. Trabajar todas las vueltas del derecho hasta que la manga mida 10 cm menos del largo deseado. Cambiar a agujas más pequeñas, trabajar en punto elástico 10 cm más. Cerrar la costura de la manga y coser a la sisa.

BORDE – Hacer borde de frentes con ganchillo, con ojales para los botones.

Proyecto Terminado: Chal y un pequeño homenaje

chalisa

Chal Modelo: Isabel

El último proyecto terminado, el chal en punto simple con vueltas truncadas.
Encuentra el patrón en Ravelry.

En mi actual encarnación como dependienta en una tienda de moda, he tenido la suerte de conocer a muchas mujeres fuertes, honestas y hermosas. A pesar de mi torpeza como novata, me han acogido como una compañera más. Va por todas ellas un pequeño homenaje.